Barbanegra, el Combatiente Infernal

 

Nombre: Edward Teach
Nacionalidad: Ingles
Asaltos: 50
Barco: Queen´s Anne Revengue
Muerte: Decapitado
Años de pirata: 1716-1718
El pirata mas famoso de todos los tiempos ( Excluyendo a Jack Sparrow, claro ) ha sido Barbanegra, aunque su historia de pirata temible y sanguinario puede no ser tan  cruenta como se cuenta.

Puede que sea el personaje donde mas influye la leyenda sobre la realidad.Y puede que sea la fama mas grande adquirida en el menor periodo de tiempo ( 1716-1718 ).

Todo esto aderezado con un sin fin de mitos , sangre, calaveras, azufre y el diablo influyendo en la creación del pirata mas inquietante que ha conocido la historia.

Como dice la película , Barbanegra, el pirata al que temen los piratas.

 

¿ Quién era Barbanegra ?

Todo en el es misterioso empezando por su nombre ¨Edward teach¨que viene a ser lo mismo que Juan Palomo en Español o  John Smith en Ingles, es decir, un nombre mas falso que el alma de Judas.

Nació en Bristol allá por 1680 ( Año arriba, año abajo que entonces las matemáticas no eran una de las preferencias del vulgo ) y desde siempre le gustó el mar, sobretodo teniendo en cuenta que Bristol era el segundo puerto mas grande del Reino Unido en aquel entonces.

Al contrario de lo que se pueda pensar, nació en el seno de una familia acomodada y por tanto recibió una educación en consonancia con su nacimiento.Él era un Drummond y como tal le asistían ciertos privilegios.

Pero el olor Del Mar era mucho mas interesante que las clases de álgebra y los barcos de guerra ejercían sobre él una enorme fascinación aunque no tanta como Carlotta, la hermosa vecina que le tenia el corazón arrebatado y la verga dura como una estaca.

Y aunque aún no habían pasado a mayores, el amor que sentían el uno por el otro era intenso y verdadero.

Era Bristol, como antes decía, un gran puerto de mar dedicado en exclusiva a un solo producto.

 

La carne humana

Efectivamente, puede que fuese el mayor puerto europeo de esclavos, junto a Liverpool, que existía.Y casi toda la clase burguesa de Bristol tenia algo que ver con el negocio de esclavos.Incluido el padre de Carlotta.

Los Drummond no aprobaban dicho negocio, aunque tampoco se oponían a él.Vive y deja vivir, era una de sus máximas.Y de momento así les había ido bien.

Para poder estar más tiempo junto a Carlotta, Edward se habia apuntado a las clases de teatro que ella frecuentaba e incluso, habían podido interpretar juntos Romeo y Julieta en su centenario.

Era su amor de esos destinados a durar toda la vida y el simple hecho de estar juntos los hacia sentirse inmensamente felices.

 

El primer contacto con el mar

Lo que ocurre es que la felicidad no da de comer y Edward debía ir pensando en labrase un futuro.El futuro en una ciudad portuaria estaba obviamente en el mar y hacia allí se dirigían todos los jóvenes que querían prosperar.

Se alistó como marinero en una flota mercante radicada en Liverpool que ejercía un exitoso comercio con las colonias inglesas de ultramar y así adquirió una gran experiencia tanto en intercambios comerciales como ( Lo que a la larga le resultaría mas provechosos ) en el manejo de barcos.

Entre viaje y viaje, siempre tenia tiempo de visitar a Carlotta y pasar una alegre velada junto a su familia comentando el devenir de la economía y despotricar lo suyo contra los franceses.

Que siendo honestos,  eran mucho perores que los españoles.

La ultima noche de aquella semana nunca la podría olvidar.Su familia había ido a visitar a unos parientes a la villa campestre y él se encontraba a solas con Carlotta.Habían estado posponiendo aquello durante demasiado tiempo para estar seguros de la pureza de su amor.

Ya era hora de dejar tanto sentimentalismo y pasar a un terreno mas pragmático.

Y allí estaban los dos, mirándose embobados mientras se desnudaban el uno al otro.La figura de Carlotta era perfecta, delgada, fibrosa, con la piel tersa de la juventud y unos pechos redondos como melones de Villaconejos mientras que él exhibía, aparte de una altura extraordinaria ( Media casi 2 metros ), unos aparejos dignos de un barco de la marina de Su Majestad.

Después de esa noche, siguieron otras donde la falta de intimidad les sorprendía refocilándose en cualquier rincón ajeno a miradas indiscretas.

Ya sabes, querido lector, que siempre hay algo que fastidia los buenos momentos y en este caso sucedió que el bueno de Carlos II, rey de España, se murió.Y como era mas bien bobo ( Lo que hace la endogamia, válgame el señor ! ) no había tenido hijos y dejaba el trono del todavía mayor imperio existente, mas vacío que un cántaro de vino en una procesión de borrachos.

Como era de esperar, el resto de potencias europeas entro en guerra para disputarse el trono español y así ingleses y franceses se liaron a hostias de manera contumaz, cosa que llevaban esperando bastante tiempo.

Corsario en la guerra de la reina Ana

Edward se alistó como corsario al servicio de la Royal Navy dedicándose a saquear barcos franceses por el caribe mientras aprendía todo lo relativo a abordajes, armas y técnicas militares de navegación .

Su altura, inteligencia, carisma y educación le hicieron granjearse la admiración de sus compañeros desde un principio. Y la manía que tenia de ser siempre el primero en los abordajes le ganó su respeto.

Volvía a casa después del último asalto herido en un brazo pero lleno de alegría por ver de nuevo a Carlota.Había estado dándole vueltas al asunto y había llegado a la conclusión que iba siendo hora de sentar la cabeza y pedir la mano a su padre.

No es que fuese un hombre rico pero el negocio familiar y lo que estaba sacando mediante el ejercicio del corso los permitiría vivir sin ningún tipo de apreturas.

Al exponer sus intenciones a su madre recibió el mazazo, el padre de Carlota había aceptado la petición de mano de un negrero portugués asquerosamente rico y aunque ella se había resistido, al final había tenido que acatar la decisión de su padre.

Los esclavistas, esos seres a los que despreciaba, le habían arruinado la vida y Carlotta, su amada Carlotta, no había sido lo suficientemente fuerte para resistir hasta que el volviese.

La ira y el despecho anidaron en su corazón y juró que no moriría antes de vengarse de los hideputas de los negreros.Y hasta olvidar a Carlotta.

Volvió a casa y le pidió a su madre que le buscase una mujer con la que contraer matrimonio antes de volver al mar.Al ser un matrimonio concertado ( Como tantos de la época ) no hacia falta que tuviesen un noviazgo ni que se agradasen mutuamente.

Su madre fue muy diligente con el asunto y una semana después le presentaba a una bella jovencita de pelo rubio y tierna mirada.

Era esbelta, guapa y agradable.Podría haber sido la esposa perfecta si no fuese porque su corazón estaba negro de odio y de rencor hacia Carlotta, los negreros, el mundo en general y los franceses en particular.

15 días después desposaba a la joven en una ceremonia intima y apática.Esa misma noche, la montó con toda la furia que fue capaz, la hizo gemir de placer y gritar de dolor durante horas y al alba, cuando ella no pudo mas y se desmayó, se vistió y volvió al mar.

Nunca volvería a Bristol.

Su oficio de corsario conseguía diluir el odio que sentía a través de la sangre que derramada y la excitación, la adrenalina y la lujuria la aplacaba en cualquier burdel de los muchos que existían en los puertos.

La sed de venganza la mitigaba con ron, no conseguía aplacarla pero si adormecerla.Así dolía menos.

Asalto tras asalto mejoró sus habilidades y se ilusionó con ascender en el escalafón y llegar a comandar su propio barco.

Pero los corsarios no ascendían en la marina real.Aunque técnicamente pertenecían a ella, no eran realmente soldados al servicio de Su Majestad y por tanto, les estaba vedada la carrera militar.

Lo bueno que tenia esto del corso, era que las ganancias si eran para ellos.Solo debían esperar que el gobierno declarase los asaltos como buena presa y entonces podían retirar sus ganancias.

Mientras atesoraba dinero, heridas y borracheras, volvió a casarse otras 2 veces.No sabia muy bien con quien y tampoco le importaba, lo único que necesita era desfogar su ira y el sexo era un buen método para ello.

En 1713 llegó el golpe.Por el tratado de Utrech, Francia e Inglaterra firmaban la paz y eso significaba que de los 50.000 efectivos que componían la Royal Navy, 40000 iban a la puta calle.Al barco de Barbanegra le retiraron el corso y los desmovilizaron.

Le había cogido el gusto a eso del dinero fácil, las putas y el ron y volver a Bristol no era una opción para él.Tampoco la marina mercante
.

Solo había una salida que ademas le permitiría ejecutar su venganza.

Se convertiría en un pirata.

Nace el mito

Pero para ello necesitaba un barco y eso era difícil de conseguir.Lo que podía hacer era enrolarse en uno.Y conocía a la persona perfecta para hacerlo.

Benjamín Hornigold era un viejo camarada de la guerra de la reina Ana y ademas tenia un barco.Y encima era un pirata.Que mas se podía pedir?

Hornigold le acepto de buen grado, sabia que Edward llevaba mucho veneno dentro pero en el fondo no era un asesino sanguinario y además, era un combatiente excelente.

Entre los 2 crearon un personaje terrorífico pues sabían que gana mas batallas el miedo que los soldados y eso lo iban a explotar al máximo.De esa tormenta de ideas, salió el combatiente infernal.

El tiempo pasado con Carlotta ( A quien Dios confunda ) en el teatro, le sirvió para crear un personaje de leyenda que calaría en el imaginario popular como idea de pirata.

Se dejó crecer la barba y el pelo ( Mas de lo que ya lo tenia ) y se lo trenzó al estilo de algunas tribus de indios de Nueva Inglaterra

.Creó una pistolera que se colgaba a modo de canana con 3 pares de pistolas cargadas y listas siempre para utilizarlas.

Añadió espadas y puñales a su indumentaria.

Siempre utilizaba la misma casaca negra  la cual manchaba de sangre y rociaba con ron ( Imaginad el olor ).

Pero el complemento que mas impresión causo fue las mechas de cañón que se ponía entre el pelo creando una humareda que le hacia aparecer como recién salido del averno.

Todo esto, más los 2 metros de estatura que gastaba el amigo hacia de él una aparición a la que todo el mundo quería evitar.

Partieron de New Providence hacia el caribe y la primera gesta que hicieron fue capturar varios barcos para conformar una pequeña flotilla con la que acosar a los mercantes.

Tras 3 dias de cabotaje, avistaron un carguero que parecía tener prisa por evitarlos.Era el momento de presentar en sociedad al sádico y temible Barbanegra.Y la representación no pudo salir mejor.Cuando Edward apareció humeando tras el abordaje, no hubo ni un solo integrante del carguero que osase poner la mas mínima resistencia.

Pudieron desvalijarlo a su antojo, consiguiendo un buen botín en oro, joyas y sobre todo, en una partida de vino excelente destinada al gobernador de Nueva España.

Esa noche, la algarabía reinó entre los piratas que se agarraron una borrachera de esas que te dejan en cama 3 dias.El problema es que a la mañana siguiente el sol hizo su aparición como siempre y entre tanto jolgorio los piratas habían tirado sus sombreros al mar para festejarlo.

Hornigold no lo dudó ni un instante y se lanzó en pos del primer barco que se puso a su alcance, en este caso un cutter de la marina que nada podía hacer contra la inferioridad numérica.Tras una exhaustiva persecución de 5 horas dieron alcance al barco de Su Majestad.

Hornigold les invitó a dejarle subir para evitar el abordaje.Una vez a bordo y ante la estupefacción de la marinería les pidió amablemente los sombreros.Si se los daban, no habría ni muertos ni rehenes ni hundimiento.

Al fin y al cabo eran todos súbditos de su majestad.

Cuando Edward preguntó a Benjamín el significado de tanta magnanimidad este le explico que no hacia falta ser un maldito sanguinario pues nunca sabias como iba a terminar un abordaje y a lo mejor podías recibir la misma clemencia que tu impartías.

No, no era necesario ser un pirata sanguinario.Lo importante era parecerlo.

Y mas importante aún, hacer correr la historia de que se comía a los hombres crudos antes de desayunar.

Aunque lo que realmente haría que su fama de asesino sanguinario sortease el olvido del tiempo fueron sus viejos amigos los negreros.

Nunca nadie llegó a odiar tanto como Edward odiaba a los negreros que le apartaron de Carlotta.Se lo iba a hacer pagar con creces una y otra vez mientras siguiera respirando.

Aunque Benjamín no iba a aceptar un baño de sangre.Tendría que intentar disimular hasta que llegase el momento de volar solo.

La primera captura no tardó en llegar.Los esclavistas usaban barcos grandes y veloces difíciles de asaltar por una balandra y artillados de cojones.Por tanto, debían rodearlo entre varios cutter y abordarlo para rendirlo.

Eso se llevaba su tributo en hombres.

Una vez el barco en su poder, ponían a los esclavos en tierra y pedían rescate por la tripulación evitando en lo posible la sangre gratuita.

Esto ocasionaba bastantes roces entre los piratas, pues algunos no entendían a que venia tanto miramiento y respetar tanta vida humana.

Edward debía mantener la supremacía que tenia sobre los hombres y para ello debía ser el que siempre tuviese mas cojones que los demás.

En una de esas, se le ocurrió retar a aquellos que empezaban a despuntar a un pequeño juego.Se encerraron en la bodega del barco con una mezcla de azufre, vinagre y pólvora y la prendieron fuego.A ver quien era el ultimo en salir.

Que duda cabe que el ultimo fue Barbanegra.

Había que mantener el control sobre los hombres.

No solo se dedicaban a los portugueses, cualquier barco esclavista que pasase ante sus ojos era una presa muy apetecible.Después del tercer asalto descubrieron que era mucho mejor para sus intereses atacar a los negreros en el viaje de vuelta a Europa.

El liberar esclavos estaba muy bien pero no reportaba apenas beneficios, en cambio, si atacaban a los barcos cuando estos regresaban cargados de mercaderías, aparte del oro capturado de la venta de esclavos, podían revender esas mismas mercaderías saltándose el monopolio de la metrópoli.

Cosa muy importante para las colonias de Ultramar.

Y muy beneficiosa también.

Obviamente, a los esclavistas del viejo mundo no les hacia la mas mínima gracia que un maldito pirata les dejase sin beneficios y es por eso que aún faltando a la verdad, tildasen a Barbanegra de cruel, sanguinario, devorador de niños, adorador del diablo y no se cuantas maldades mas.

Había que hacer ver que era un ser tan vil que su único destino era la horca.

De momento, el tiro les había salido por la culata pues Barbanegra era mas escurridizo que una anguila con jabón y lo único que habían conseguido era que prácticamente todo el caribe se fuese por las patas abajo en cuanto oían su nombre.

No digamos en cuanto le veían aparecer en persona.

Aunque bBenjamín y Edward se apreciaban, la convivencia cada día era mas difícil, sobre todo porque Benjamín era un pirata por circunstancias, por los golpes de la vida pero que en cuanto fuese posible volvería a la marina de Su Majestad.

Edward no quería saber nada de la marina, de Su Majestad o de la puta que los parió a todos.Solamente quería saciar su odio inmenso contra aquellos que le habían destrozado la vida.Carlotta incluida.

La ocasión se presentó un mes después.Mientra iban a abastecerse a la isla Francisqui, descubrieron una fragata negrera embarrancada en la arena.Los ocupantes estaban terminando de arreglarla después de la ultima tormenta y fue tarea fácil acabar con ellos en la playa.

Una fragata era un señor barco para cualquier pirata ( Que se movían en barcos mas pequeños pero también mas rápidos ) aunque Benjamín pensó que daría mas prestancia al gran pirata Barbanegra un barco de esas dimensiones.

El barco se llamaba Le Concorde y fue equipado nada menos que con 20 cañones.

Tanto el siguiente buque negrero como un mercante español no opusieron la mas mínima resistencia cuando se les vino encima la flotilla capitaneada por el Concorde, el simple hecho de ver tantos cañones juntos hizo perder el resuello a mas de uno.

Fue cuando se produjo la separación.Woodes Rogers fue nombrado gobernador de Bahamas y Benjamín le conocía por haber sido corsario igual que él en la guerra de la reina Ana.Le pediría el perdón y trataría de volver a la legalidad.

Se despidieron con cariño, sabiendo que sus vidas tomaban caminos divergentes y que posiblemente no se volverían a ver nunca o lo harían en bandos distintos.

Desembarcaron a Benjamín y los que querían ir con el en San Salvador y partieron en busca de su destino.

Barbanegra, el pirata infernal

Para empezar, Edward rebautizó al Concorde como Queen´s Ane Revenge ( La venganza de la reina Ana ) y le dotó de otros 20 cañones mas.

40 bocas de fuego hacían de la fragata un barco formidable que unido a las velas negras que mandó poner le daban un aspecto tétrico y escalofriante.

Como plus a ese aspecto tan diabólico, hizo vestir a varios marineros de negro, haciéndoles ejecutar sus ordenes cuando las gritaba al aire,  pareciendo así, que el barco tenia vida propia y se movía al ritmo que marcaba Barbanegra.

También hizo que toda su tripulación adoptase un look pirata mas agresivo, lo que haría temblar mas de miedo a sus presas cuando viesen aquel bajel fantasmagórico de aspecto patibulario.

Aunque el objetivo principal siguiesen siendo los esclavistas, contar con un barco como el Queen´s Ane Revenge, le permitió atacar a objetivos mas ambiciosos, pues si bien es verdad que no podía competir contra un buque de linea ( mínimo 84 cañones ) si podía usar sus 40 cañones y el miedo que causaba su nombre contra objetivos mas grandes que un simple mercante.

Uno de esos objetivos fue el HMS Scarborough, una fragata de la marina real de 32 cañones que le daría una idea de lo bueno que podía ser su barco para grandes empresas.

Como siempre, teatralizó todo de una manera perfecta para sus intereses.

Sabiendo que varios barcos de clase 5 patrullaban la costa para dar con los piratas, utilizó uno se sus propios barcos como cebo.Lo desarmó, lo limpió y lo convirtió en un carguero al que empezó a cañonear hasta atraer a algún navío de Su Majestad.

El HMS Scarborough, fue el primero que apareció y Barbanegra hizo como si le tuviese miedo y salió huyendo.

La verdad es que el único miedo que tenia era que hubiese mas barcos de la marina real cerca pues no podría luchar contra mas de un barco de guerra bien entrenado.

Una vez que estuvieron a una distancia suficiente mar adentro para poder ver si se acercaba otro buque, el Queen´s Anne Revengue dio media vuelta y se enfrentó al barco de Su Majestad con una prolija cantidad de cañonazos.

Les dieron hostias a los soldados hasta en el cielo de la boca.

El HMS Scarborough, se retiró con el rabo entre las piernas y una buena somanta de palos en el cuerpo, chorreando sangre por los imbornales y esperando un abordaje que acabase con ellos de una manera cruenta.

Pero Barbanegra no los abordó.Lo primero porque su intención era saber que podía esperar de su barco y lo segundo porque recordaba perfectamente los consejos de Hornigold y daría cuartel siempre que su vida no estuviese amenazada.

Como festejo por la victoria, dejo que sus hombres apresasen un barco esclavista y les permitió hacer lo que quisieran con él.Aquí si corrió sangre como para teñir el mar de rojo.

Los esclavistas cada vez exageraban mas los ataques de Barbanegra, creando el caldo de cultivo necesario para que La Corona hiciese algo respecto a ese buitre del mar.

Otra de las consecuencias de la enorme fama de Barbanegra era la de atraer a más piratas hacia sus filas como fue el caso de Stede Bonnet, oficial británico que al igual que Edward había abrazado la piratería.

Stede estaba herido cuando conoció a Barbanegra y se unió a él para aprovecharse de su enorme fama.Casualmente su barco se llamaba Revengue ( Una balandra de 12 cañones ) y fuese por eso o por que era una buena persona queriendo ejercer de pirata, Barbanegra le cogió afecto.

Así, aun cuando Bonnet estaba convaleciente de sus heridas ( Se había encontrado con un navío español y le había puesto mirando para Cuenca ) le metió en La Revengue y se dirigió al norte de la bahía Delaware donde en un mes y 5 días dieron cuenta de 11 barcos, 2 de ellos esclavistas y lo que es mejor, un tercero con un cargamento de vino de Madeira, que hizo las delicias de toda la tripulación , oficialidad incluida.

Cuando Bonnet se encontró algo mejor ( hay que reconocer que un buen vino tiene efectos milagrosos ), Barbanegra le permitió liderar un ataque para hacerse una idea de las capacidades  que tenía.

Pudo ser el fin de Barbanegra y de todos los piratas que iban con ellos.¡ Madre Mía que inútil !  Toda la elegancia y caballerosidad que poseía no podían ocultar que era un autentico zoquete en cuestiones de Mar.

Barbanegra llegó a un acuerdo con él, le mantendría en la capitanía de La Revengue de manera nominal pero bajo ningún concepto ( Eso quiere decir ninguno de ninguno ) tendría poder efectivo para gobernar el barco y a los hombres.

Tendría su parte de capitán en los botines y se le trataría con el debido respeto pero quien mandaría realmente en el barco seria un lugarteniente de Barbanegra.

Para ser sinceros, Stede aceptó encantado, su única misión era figurar en el barco sin tener que arriesgar nada y encima se llevaba un buen pellizco en los botines.

Quien querría más.

Para dirigir la Revengue, puso al señor Richards pues era un gran pirata y sabia manejar a los hombres, aunque tenia una deuda con otro hombre que debía satisfacer mas pronto que tarde.

En una de las reuniones que mantenía con la oficialidad de su barco, decidió hacer otro de sus trucos para mantener su ascendiente sobre sus hombres.Mientras estaban hablando sentados a la mesa, amartilló dos de sus pistolas con sigilo, apagó la vela de un soplido y disparó.

Con tan buena suerte que al piloto ( Israel Hands ) le dio en una pierna y le dejó cojo para el resto de su vida.

Si, debía mantener su fama de pirata loco y sanguinario pero a Hands le había arruinado la vida y sentía que debía compensarlo.

Para celebrar el consorcio que acababan de montar Bonnet y él, se dirigieron a Carolina del Sur y se encerraron durante una semana en el puticlub mas afamado del lugar.

De allí salieron con gonorrea, una mujer nueva ( Para Edward creo que era la novena ) y 2 bolsas de oro menos en los bolsillos pero con una amistad inquebrantable.

Al poco de zarpar avistaron al HMS Garland, de 44 cañones que no opuso resistencia a la flotilla pirata.Casualmente viajaba en él Charles Edén, recién nombrado Gobernador de Carolina del norte y que tenia claro que siendo honrado no se iba a enriquecer en la vida.

Ofreció a Barbanegra un pacto difícilmente rechazable.

Barbanegra, protegido del gobernador

La situación de prácticamente todas las colonias ( Españolas, Inglesas, Francesas, Holandesas, etc ) era muy similar, solo podían comerciar con la metrópoli  a la que pertenecían y por tanto, estaban bastante escasos de gran cantidad de bienes.

La propuesta del gobernador era simple, ofrecía el perdón a Barbanegra y sus hombres a cambio de que vendiese mercancía bajo cuerda en su provincia.Y si tenia que piratear un poco debía hacerlo lejos de allí.

Obviamente, mantener el perdón real era muy costoso y si al gobernador no le engrasaban bien el bolsillo, no sabia cuanto tiempo seria capaz de tener alejados a los soldados de aquellas tierras.

Un lugar seguro donde esconderse, comercio honrado para disimular e impunidad a cambio de una parte del botín le parecieron un gran trato al infernal pirata.

Para cerrar el trato, el gobernador le ofreció a Elloisse, una de sus ahijadas, de 16 primaveras.

Era Elloisse menuda en sus formas, con pechos pequeños y caderas estrechas pero de una luminosidad fascinante.Solo tenia que mirarte con aquellos ojos azules como el mar para quedar sumergido en un pozo de felicidad sin fin.

Era una flor delicada que había que cultivar y mimar con tacto suave aunque Barbanegra no era el mas indicado para hacerlo.Nada más verle en pelota picada con aquel ariete dispuesto a desflorarla, sufrió un desmayo que no le valió para no ser montada como potra joven e indómita.

Era la esposa numero 13 de Barbanegra y aunque el primer choque erótico no fue como ella esperaba, es de rigor decir que le cogió gusto al asunto.

Y no hubo mas desvanecimientos.

Con dinero a espuertas, una mujer joven que lo adoraba y el perdón real, se estableció en la localidad de Bath, vendiendo productos baratos a los aldeanos que le hicieron mas famoso que Jesucristo.

Así transcurrieron los 2 meses más felices en la vida del combatiente infernal.Casi, casi, llegó a creer que podría volverse un hombre honrado.

El problema fue que ya tenia metido tanto en la sangre su vida de pirata,  que la opción de una vida sin pólvora, disparos, ron y mar no le acababa de convencer.Desde que tenia a Elloisse no le importaba que no hubiese mas mujeres en su vida ( Con la pimienta que tenia ella en el cuerpo tampoco creía que pudiese satisfacer a ninguna más ) pero el resto era difícil de olvidar.

En la primera salida que hicieron tras esos 2 meses capturó el Adventure, otra balandra de 12 cañones que asigno a Hands ( Y que le quitó un peso de encima ).

 Charleston, una locura hecha realidad

Que otro de sus más espectaculares ataques se debiese a las meretrices es cuanto menos, hilarante.

La seguridad sexual entre los siglos XVII y XVIII como podéis imaginar estaba entre -∞ y 0. Y tras todos los viajes a prostíbulos que realizaban los piratas tenían más sífilis y gonorrea juntas que el ejercito francés de Francisco I.

Nunca se habían preocupado mucho por ello, aparte de los picores y algún muerto que otro ( Selección natural, que se le va a hacer ) la cosa no había pasado de ahí.

Pero últimamente los muertos estaban aumentando y lo peor de todo es que había contagiado a Elloisse.Había que buscar una solución sin importar lo que hubiese de costar. 

Aunque la gonorrea en si misma no fuese mortal, la dejadez y la falta de higiene unido a las pústulas que creaba eran suficientes para coger una infección que te mandase al otro mundo por la vía del adelanto.

La sífilis era bastante mas peligrosa.

La solución estaba en Charleston.Hasta allí habían llegado unos especímenes del guayaco, un arbusto haitiano que decían que tenia propiedades muy efectivas contra la enfermedad.

Ni corto ni perezoso embarcó a la tripulación y se dirigió hacia allí a toda vela.La idea era simple, arrasar la ciudad hasta que les facilitasen las medicinas y por supuesto sacar un suculento botín ( Básicamente, lo que importaba era sacar tajada, a Elloisse la quería pero ya se había casado 13 veces y si tenia que ser pragmático, se casaría 14 o las que hiciesen falta ).

Aunque Charleston era una ciudad de Carolina del Sur y estaba cerca de su base, no le importó un pimiento.Además tenia un plan para el futuro que quería probar antes de empezarlo.

La verdad es que ya se había cansado de la piratería, aunque no pensaba abandonarla hasta que no hubiese recaudado un gran botín para poder vivir a cuerpo de rey.

Y había que decir que el Anne´s empezaba a ser una carga muy pesada.Al ser un barco grande, la navegación por los ríos estaba limitada a su calado y además, su reconocible silueta estaba en el punto de mira de la marina real.

Otra de las consideraciones importantes era el edicto de perdón que había dictado el rey Jorge, el cual, se refería exclusivamente al mar, pero no decía nada de los ríos y de tierra firme.

Y Barbanegra lo tenia claro, el Anne´s en el río no pasaría del primer bajío.

Por eso debía desprenderse de él antes de que fuese apresado por un barco de guerra y ahorcado por pirata.

Todavía le haría un gran servicio en el asalto a Charleston.Con su gran potencia de fuego, bloqueo el puerto y con sus hombres ( Entre 5 o 6 centenares ) sitió la ciudad.Pidió ver al mejor medico para reclamar el guayaco y a una representación de los prohombres de la ciudad.

En dicha reunión, al saber que debía esperar unos días para recibir los medicamentos, secuestró a casi todos los presentes y pidió un rescate por ellos de 1500 Libras ( Un pastizal en aquella época ).

En un principio la espera estaba estipulada en 2 días aunque entre un naufragio, la escasez de medicinas y la borrachera que se cogieron los hombres que bajaron a tierra la cosa se alargó mas de una semana.

Pese a la fama de sanguinario que tenia Teach, todos los secuestrados regresaron a casa.

Ahí estaban, con un buen botín en las bodegas y sin un solo muerto en el asalto.Era la hora de poner en marcha su plan.

Mandó a Bonnet con la Revenge a llevar ciertos artículos a Bath y cuando desapareció en el horizonte, embarrancó el Anne´s y 2 de sus balandras y con la que quedaba se dirigió a Ocracoke, en Carolina del Norte.

Cuando Bonnet regresó, se encontró con los barcos embarrancados y la tripulación abandonada en un islote.

Barbanegra pidió el indulto al gobernador, quien se lo dio muy gustoso y se dedicó a pavonearse por la ensenada como si fuese un gran señor y a montar a Elloise con si cada noche fuese la última.

Después de un mes de descanso, había llegado el momento de poner en marcha su plan.

Con la balandra, cuyo calado permitía la navegación por la ensenada y los ríos, se dedicó asaltar plantaciones y barcos como quien no espera un mañana.Ademas, permitía a sus hombres que violasen a todas las mujeres que encontraban en los asaltos aunque nunca que las mataran.

Repartía las ganancias con el gobernador para mantener el perdón e intentaba disimular sus actos de bandidaje con una apariencia de legalidad.

Hasta que a los dueños de las plantaciones se les inflaron los testículos.

Entre violaciones, saqueos y ofensas, estaban hartos de Barbanegra y sus muchachos.Había que darle un escarmiento o por lo menos que eligiese otro ¨Teatro de operaciones¨. 

El problema residía en que no podían acudir al gobernador pues estaba claro que no querría prescindir del lucrativo negocio que suponía dar cobijo al maldito corsario.

Por eso, decidieron mandar una delegación a Alexander Spotswood, Gobernador de Virginia y pedirle ayuda contra los piratas.

Este no se lo pensó 2 veces, lo primero que hizo fue promulgar un edicto, poniendo precio a la cabeza de Barbanegra y sus hombres.

Barbanegra: 100 £ Comandantes de Barco: 40 £ Primer Oficial: 20 £ Oficial Inferior: 15 £ Hombre de cubierta: 10 £

Todo esto entre los grados 34 y 39 de latitud Norte ( Es decir, donde merodeaba nuestro piratil amigo ) y en el nombre de Su Majestad.

Aparte, nuestro abnegado gobernador mandó  al HMS Pearl y al HMS Lyme junto a 2 balandras ( La Ranger y el Jane ) al mando del teniente de navío Robert Maynard para  que diese matarile al infame.

La flotilla puso rumbo a Ocracoke intentando mantener en secreto su presencia el máximo tiempo posible.

Mientras tanto, Barbanegra iba de borrachera en borrachera y de asalto en asalto.En una de esas juergas, uno de sus compañeros le preguntó que pasaría con sus tesoros si acaso les capturaban.

Porque nuestro amigo tenia una sana manía respecto al botín que guardaba.Cada cierto tiempo, se marchaba a un islote con uno o dos de sus secuaces y la parte de botín que tenia.

Siempre volvía solo y sin el botín, por lo que estaba claro que lo enterraba en alguna parte.Por eso le preguntaban como iba a hacer para disfrutarlo si algún día le apresaban.

La respuesta fue la esperada de un tipo de semejante calaña.Si él no lo podía disfrutar del dinero que lo disfrutase el diablo.

Y así iba a ser pues al atardecer de un dia de noviembre, se acercó una pinaza al Adventure ( El barco que se había quedado Barbanegra ) para intentar avisarle que había una flotilla de soldados en su busca.

Tampoco es que hiciese mucha falta, pues la aparición de la pinaza fue seguida de una andanada de cañonazos por parte de los soldados.

Menudo susto les dieron con tanto cañonazo.Al ser muy inferiores en numero Barbanegra  decidió adentrase en los canales para intentar despistarlos.Maynard tuvo que tomar la decisión de perseguirle solo con las balandras pues el calado de los barcos no los permitiría avanzar.

Barbanegra no era el pirata mas temido del caribe por casualidad.Su genio, su intrepidez y su osadía seguían siendo admirables incluso después de tanto ron como había trasegado.

Para empezar, tomo un canal lateral a fuerza de remos y apareció justo detrás de los 2 barcos de Maynard.Se dirigió hacia el Ranger y lo echó a pique.

Después viró a la derecha y se dirigió hacia el Jane, con tan mala suerte que varó el Adventure en los bajíos.Bien, podía esperar a que subiese la marea pues el Jane se encontraba en la misma situación y una vez que pudiesen moverse les iba a dar estopa de la buena.

Además, estaban las nuevas granadas que había estado probando últimamente.Eran un nuevo modelo que explotaba en el aire tras lanzarlas y que dejaban las cubiertas de los barcos como si hubiese pasado un ejercito de hidras por encima.

Solo hacia falta esperar.

La suerte para Maynard es que ya había oído hablar de esas granadas y sabia que Barbanegra las estaba usando en sus abordajes, por tanto, mando esconderse a todos sus hombres bajo cubierta en espera del abordaje final.

Cuando la marea desembarrancó los barcos, el ataque no se hizo esperar, una vez lanzadas las granadas, los piratas se lanzaron al abordaje.

Justo en ese momento, Maynard hizo salir a sus soldados del escondite y se entabló la batalla final.Buscó a Barbanegra para batirse en duelo con él y llevarse la gloria por su muerte.

Ya hemos dicho que Barbanegra era un combatiente infernal.Al acercarse el teniente para entrechocar los aceros, le hizo una finta y le desarmó sin el mas mínimo esfuerzo, retirándose 3 pasos para que el teniente pudiese recoger su espada.

Maynard cogió la espada aunque con mucho mas respeto hacia el pirata que unos instantes antes.

De nuevo entrechocaron los aceros y de nuevo desarmó Barbanegra a Maynard aunque esta vez, se llevó un corte en el brazo de recuerdo.

Otra vez se retiró Barbanegra para dejarle recuperar la espada al teniente.Al hacerlo, un soldado le lanzó una cuchillada por la espalda y al girarse para abatirlo, recibió un disparo de Maynard.

Estaba claro que el honor de los ingleses era el de siempre.Ninguno.

Lo peor era que la espera para que subiese la marea también había servido para que los supervivientes del Ranger pudiesen rodear los cañaverales y subir a bordo del Jane, uniéndose a la defensa y creando una aplastante superioridad numérica.

Herido como estaba siguió combatiendo contra todo aquel que se acercaba hasta que la cantidad de heridas que tenia hicieron que cayese inerte.

25 heridas, 5 de ellas de armas de fuego, hicieron falta para terminar con el pirata mas afamado de todos los tiempos
.

Maynard hizo colgar la cabeza de Barbanegra del palo del bauprés para que todos viesen que había acabado con la vida del pirata.

En ese momento, comenzaba la leyenda.

Si te sientes un verdadero pirata pincha en el barco y mira como puedes convertirte en un autentico buitre del mar

 

 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *